El sector del automóvil dice que quitar el plan PIVE dañará su recuperación

| 0 comments

Las tres asociaciones de referencia del sector del automóvil, Anfac, Faconauto y Ganvam, defienden la continuidad del plan PIVE y advierten de que su retirada, tal y como insinuó ayer que iba a recomendar el Ministerio de Economía, puede afectar a la recuperación de la actividad en la automoción, según varias notas remitidas por separado por cada una de ellas.
Las asociaciones responden a las palabras de este miércoles del secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, quien ha destacado el crecimiento de las importaciones del mercado automovilístico y ha afirmado que “exige una reflexión” acerca de las políticas de estímulo a este sector.
Para la asociación de fabricantes Anfac, “siguen siendo necesarios los planes de incentivo”, en un momento en el que el mercado se encuentra “lejos todavía de su potencial de desarrollo” de 1,2 millones de unidades. “El parque continúa envejeciéndose, la edad media es superior a 11,3 años de edad y, por lo tanto, es necesario modernizar el parque automovilístico”, al tiempo que “todavía existen elementos estructurales, como la elevada tasa de desempleo, que impiden un desarrollo normal del consumo y, entre ellos, de la venta de coche”, señala.
Para los fabricantes, el PIVE “ha generado esa confianza que necesitaba el consumidor y está funcionando correctamente”, al “incentivar la demanda”, lo que “debe continuar en 2015, permitiendo enlazar con la recuperación económica estable”. “Este ambiente debe permanecer hasta la consolidación de la confianza de los consumidores y del crecimiento económico en España”, afirma.
Por su parte, la asociación de concesionarios Faconauto ve “impensable un 2015 sin la continuidad de los planes PIVE”, ya que “se perdería, de un plumazo, la recuperación y la estabilidad que existe ahora mismo en la automoción, un sector que está siendo uno de los grandes dinamizadores del consumo” y que sirve de “vagón de enganche para otros muchos sectores”.
“Faconauto está seguro de que el Gobierno entiende perfectamente esta importancia y espera que su apuesta se mantenga en el tiempo, para que la distribución y la fabricación de vehículos continúen generando crecimiento y puestos de trabajo, y para que las familias sigan teniendo en el PIVE un argumento central a la hora de cambiar su vehículo por otro mejor equipado, más seguro y eficiente”, afirma.
Para el presidente de la asociación de vendedores y reparadores de vehículos Ganvam, presidente, Juan Antonio Sánchez Torres, “no se puede vivir sólo de las exportaciones”, sino que “hay que consolidar una demanda interior fuerte” que permita garantizar el tejido industrial de un sector que, solo en la distribución, da empleo a más de 250.000 personas.
Sánchez Torres considera que “solo la continuidad del PIVE permitirá cerrar 2015 con 940.000 unidades”, lejos aún de las 1,2 millones que se consideran “normales” para un país como España.
“No estamos hablando sólo de un incentivo pecuniario, sino también de un plan de achatarramiento que contribuya a un parque más joven y seguro; un plan que impulsa los ambiciosos objetivos de reducción de edad y siniestralidad marcados por la DGT para 2016″, afirma, antes de considerar que el PIVE también es “una inversión para el Estado, no un gasto”, ya que “por cada euro invertido se recuperan dos vía impuestos, sobre todo IVA”.

www.elpais.com

Deja un comentario

Required fields are marked *.